Cooperativismo y Economía y Social

Cambio Climático, Congreso Vega Real concluye llamado a toma de conciencia

Conclusión del XI CONGRESO DE MEDIO AMBIENTE “Participación y liderazgo de la mujer en el cambio climático: Toma de Conciencia y Acciones Para Mitigación”, concluyo con llamado a la toma de conciencia ante el impacto en la isla del cambio climatico

Por: Lic. Yanio Concepción / Presidente Ejecutivo

Cooperativa Vega Real, asume el compromiso de Patrocinio de Acciones, Programas y Proyectos sobre Mitigación del Cambio Climático.

  • Promoción de la educación ambiental: Diplomados, cursos, conferencias, charlas, brochures, posters y murales.
  • Inventivos al arte y la cultura como medios para impulsar la concienciación ambiental: Concursos fotográficos, documentales, infomerciales, exposiciones de galerías artísticas, patrocinio sobre publicaciones de obras y ensayos sobre temas ambientales, obras de teatro con argumentos vinculados a la temática en cuestión.
  • Organización y montaje anual del Campamento de Verano
  • Centro de debate para los temas más impactantes que inciden sobre el cambio climático.
  • Acompañamiento a las comunidades en las jornadas por la preservación de importantes ecosistemas (Loma Ortega, Loma Miranda, Guaiguí, Valle Nuevo, Manabao, Rio Camú, Parque Ecológico de las Garzas, entre otros).
  • Proyecto de reciclaje en las oficinas, distritos y en las comunidades.
  • Proyecto de sustitución de energía fósil por energía limpia en nuestras instalaciones (edificios verdes).
  • Proyectos comunitarios de siembra de miles de árboles cada año en áreas críticas, incluyendo propiedades de la Institución.
  • Auspicio del proyecto para la recuperación de la cuenca baja del Rio Camú.
  • Patrocinio del Proyecto de Ecoparques en los municipios donde tenemos presencia.

CONCLUSIONES Y PROPUESTAS:

Cooperativa Vega Real, es una organización que se caracteriza por la promoción y realización de planes, proyectos y acciones concretas, dentro de las cuales cabe citar el eje medio ambiental, al cual le concede una trascendencia de primer orden.

En este sentido reafirma su compromiso con la continuidad y fortificación de los programas de educación ambiental en diversos aspectos, lo mismo que el fomento de actividades que tiendan al respecto a la Ley No. 64-00, sobre Medio Ambiente y Recursos Naturales, así como a la Ley No. 202-04 sobre Áreas Protegidas, propugnando por la recuperación de las cuencas hidrográficas y las microcuencas más degradadas en los entornos de las comunidades donde tenemos presencia.

De igual modo, la Cooperativa mantiene su firme compromiso de rehusar el otorgamiento de facilidades de créditos que puedan ir dirigidos a aquellas operaciones que riñan con nuestra Política Ambiental y con los principios y valores institucionales, entre las que cabe citar la depredación de fuentes de agua, tala de árboles, ganadería de montaña, vertido de granjas porcinas o de ganado vacuno a los drenajes naturales, cañadas, arroyos y ríos; el conuquismo en áreas protegidas y zonas de amortiguamiento, operaciones de minería de agregados, o a empresas que con sus actividades generen contaminación de cuerpos de agua, emisión de CO2 al aire mas allá de lo tolerable.

Nuestro compromiso social ambiental, se extiende hacia nuestros asociados, a los que nunca abandonaremos, aunque gradualmente deban modificar su patrón de conducta y aquellas actividades que puedan implicar ilícitos ambientales.

A pesar de la versión que puedan propagandizar los negacionistas sobre la realidad del cambio climático y los promotores de la megaminería en Republica Dominicana, cuya nación es apenas un ínfimo territorio insular, el cual ocupa el 8vo lugar en el ranking de las naciones de mayor vulnerabilidad al cambio climático, seguiremos firme en el propósito de que el nuestro sea un país libre de minería metálica.

Debemos seguir propugnando por implementar mecanismos armoniosos que coadyuven a mejorar aquellas actividades económicas que están en la real perspectiva de generación de riquezas, sostenibilidad ecosistemica y ambiental, flujos económicos que impacten en el tejido social, generación de empleos y ocupación, y que cumplan con nuestros estamos jurídicos, sin ser entes de conflictos sociales. Entre cuyas actividades cabe citar las más importantes, la agropecuaria, agroindustria, industria, turismo, zonas francas, comercio, construcción, bienes raíces, telecomunicaciones, tecnología, servicios en general, salud, educación y artesanía.

Los actores políticos y los grupos hegemónicos deben abandonar el esquema de pretender imponer acuerdos de aposentos, con respecto al alto nivel de incertidumbre que genera la actividad minera. No importan los millones que puedan ofertar los lobistas y promotores, a no ser que estén dispuestos a contener la ira social y la rebeldía que pudiera desencadenar una mera intención de autorizar tocar a Loma Miranda, un caso que consideramos cerrado a cualquier posibilidad.

Hemos aguardado con paciencia a que los poderes faticos faciliten la aprobación de la Ley de Ordenamiento Territorial; a fin de proceder de inmediato a ponerle un candado que proteja los 32.75 Km2 que conforman a Loma Miranda, con la integridad de su rica biodiversidad, sus valiosas fuentes acuíferas, la soberanía ambiental y los derechos humanos consagrados en nuestro Constitución. Hay de quien se atreva a solo intentar esa espacio sagrado. Ese territorio, es un trozo en el alma de aquella que el Papa Francisco denomino como LA CASA COMUN DE TODOS.

Abrigamos la esperanza de que el Sr. Ministro de Medio Ambiente y Recursos Naturales, le permitan actuar contra las mafias que siguen depredando los ríos Camú, Licey, Jimenoa, Bayguate, Yaque del Norte, Jayaco, Jayaquito, Masipedro, Yuna, El Jaya y Jamao, entre otros. De estas fuentes acuíferas, las que han sido más devastadas por la deforestación, la ganadería vacuna y actividades que entran en conflicto de uso, muchas veces con permisos de funcionarios pasados del propio Ministerio, han sido la cuenca del Rio Camú, por las comunidades Guarey, Los Guanábanos, Palmarito y El Faro, así como la extracción de rocas, piedras y agregados para negociar, agotando de forma inmisericorde este moribundo rio, ante la mirada indiferente de quienes tienen que velar por su salvaguarda. Semejante panorama sucede con las demás cuencas.

Estas cuencas son estratégicas para la sostenibilidad de la economía y de la vida cotidiana, por lo que se hace urgente priorizar la recuperación de las áreas críticas, para destinar a bosques con especies endémicas y nativas, así como a la siembra de café y otras especies bajo sombra, mediante el fomento de sistemas agroforestales.

El grado de tensión hídrica a que están sometidas nuestras principales cuencas amerita de un ‘’Pacto por el Medio Ambiente’’, esta debe ser nuestra prioridad. Es urgente que los políticos comprendan y se empoderen de esta idea, que no se dejen narigonear de lobistas ni de comerciantes avaros y sin escrúpulos.

No dejemos que perezca la esperanza, no marchitemos la posibilidad de que la nuestra sea una nación viable.

 

 

Please follow and like us:
Click to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

To Top