Educación

Autotransformación Democrática

Yanio C-1
Por: Yanio Concepción
La penumbra con que se construye la democracia dominicana tiene mucho matices en los partidos políticos y en la misma sociedad que define el destino del país secuestrado por el materialismo, individualismo sin piedad impuesto por una clase que busca en el poder como su único futuro y sustento, muchas veces destruyendo los bienes ambientales comunes que Dios nos dejo en medio de mares.

La compra de conciencia, el clientelismo orquestado desde 1844 por el general Pedro Santana han impuesto un secuestro inhumano en porvenir al democrático del país.

Medio de comunicación, comunicadores, políticos, empresarios, banqueros, ongs que amañada por el afán de lucro salvaje se postulan como salvadores del bien común, más bien se hacen cómplice de los males que corrompen hasta el tuétano la sociedad, empresario con doble moral y ciudadanía tiene vuelo permanente para escaparse con la riqueza que obtienen explotando el país, solo dejan la miseria que ambule hacia los cementerios, y con una ciudadanía incapaz de articular lucha a favor de su generación más bien se vende al mejor postor para mantener secuestrado el destino democrático y la prosperidad del país.

Partidos incapaces de unificar la defensa del bien común, de luchar por las almas indefensas que claman a Dios por su salvación y misericordia, así vamos en el engaño del vivir ahora y salve quien pueda por encima de la circunstancia que rodea la miseria humana.

El poder de ser y tener nos ha llevado a olvidar en que tierra vivimos llena de pobreza, con un medio ambiente degradado por el negocio de las granceras, talas de arboles, minería cielo abierto sin contemplar remediación, destrozan manantiales, arroyos y ríos sin mirar hacia delante, dejando el país como un desiertos implacable.

Cómplices al servicio de empresa depredadora, justicia que se hace la vista gorda, hoy sufrimos todos sin piedad este deterioro moral y social y ecológico como si fuéramos a vivir a otros planetas.

Juzgar y actuar nos libera de la complicad del silencio en la verdadera construcción de una democracia real, exigir con valentía nuestro verdadera derecho de convivir en una ecología integral nos acerca más Dios, ser inquieto en la búsqueda de racionalidad social y ambiental y política nos convierte en ciudadano libre, en el país que tiene secuestrada su democracia, necesitamos autotransformación democrática, que ayude a pensar más en nuestra media Isla.

Please follow and like us:
error
Click to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

To Top